Regresar al inicio
Aldo Dupié, "Lobo", líder del Barrio 18 en Guatemala

“Sí enviamos representantes de la pandilla a explorar la tregua de El Salvador”

Carlos Martínez y José Luis Sanz / Fotos: Pau Coll
Publicado el 26 de Julio de 2012 | Comentarios (0)

Un miembro de la cúpula del Barrio 18 en Guatemala confirma que su pandilla está interesada en reducir la violencia a cambio de establecer con el gobierno un diálogo similar al que se desarrolla en El Salvador. Sin embargo se muestra huraño cuando se refiere a la, según él, lejana posibilidad de una paz con sus enemigos de la Mara Salvatrucha.

Hace una semana Raúl Mijango, negociador de la tregua entre las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, en El Salvador, hizo público que el pasado mayo recibió en San Salvador la visita de dos emisarios de la pandilla 18 de Guatemala, interesados en replicar el proceso de negociación salvadoreño que desde marzo ha reducido en un 60% el promedio de homicidios en el país.

El Faro entrevistó el lunes 22 de julio a Aldo Dupié, alias “Lobo”, uno de los líderes activos de más peso de la pandilla 18 en Guatemala. Dupié es el palabrero de la clica Solo Raperos, que controla un amplio territorio en la Zona 18 de la capital denominado El Limón, y es, según la Policía guatemalteca, una de las más activas y violentas del país. Las autoridades aseguran además que “Lobo” tiene la última palabra en las principales decisiones de la pandilla y por ello lo mantienen sometido a un fuerte régimen de aislamiento en la cárcel de máxima seguridad de Fraijanes I, aunque diversas fuentes vinculadas a la 18 aseguran que la mayoría de órdenes operativas salen actualmente de los muros de otra cárcel: el Centro de detención preventiva para hombres de Zona 18, conocido popularmente como "el 11".

Desde que en 2009 fue recluido en Fraijanes I, Dupié no había dado entrevistas a medios de comunicación. En esta concedida a El Faro confirma que el Barrio 18 envió emisarios a conocer los detalles del proceso de diálogo salvadoreño, y admite la posibilidad de entablar con el gobierno de Guatemala conversaciones para reducir la violencia en las calles a cambio de beneficios carcelarios para los líderes de la pandilla. El ministro de Gobernación de Guatemala, Mauricio López Bonilla descartó esta posibilidad hace un mes, en otra entrevista con El Faro.

El líder del Barrio 18 en Guatemala no se muestra dispuesto, sin embargo, a tener un diálogo directo con la Mara Salvatrucha, a la que sigue considerando enemiga mortal y a la que no perdona que hace siete años rompiera de forma unilateral el Sur, un pacto de no agresión que establece que las pandillas originadas en Los Ángeles deben convivir en paz dentro de las cárceles. En Guatemala, donde este pacto se respetaba desde los años 90, la MS-13 rompió el Sur de forma sangrienta en agosto de 2005, con alzamientos simultáneos en varios penales. Ese día fueron asesinados 36 reos, la mayoría miembros del Barrio 18. Lobo no lo olvida.

En El Salvador… me imagino que sabrás…
... Simón...

... Está en vigencia una tregua entre el Barrio 18 y la Mara Salvatrucha (se retuerce en la silla al oír mencionar a la MS y a partir de este momento, tanto él como nosotros la llamaremos “la pandilla de las letras”, “las letras”, o “la otra pandilla”): se han reducido las pegadas (asesinatos de miembros de la pandilla contraria) y los pleitos por territorio como parte de una negociación con el gobierno. Uno de los mediadores de este proceso asegura que el Barrio 18 de Guatemala envió gente para conocer el proceso y explorar la posibilidad de que se replique en Guatemala. Entendemos que si esto fuera así, tú deberías saberlo.
Simón, lo sabemos. Hay ciertas preguntas que no te puedo contestar concretamente. Pero si quisiera el gobierno, nosotros ahí estamos disponibles, pero necesitamos una garantía.

¿O sea que ustedes sí han enviado gente a El Salvador para conocer el proceso de negociación?
Así como ellos mandan acá. El Barrio está por todo el mundo.

¿Entonces sí es cierto que Barrio 18 ha mandado a algunos representantes a El Salvador?
Nosotros queremos ver cómo está la casaca, queremos ver qué beneficio podemos sacar. Yo aquí estoy de por vida en esta cárcel de máxima seguridad, yo estaba preso cuando se reventó el Sur... nosotros donde nos miramos nos matamos con los vatos de Las Letras, pero la onda es que no nos han dado la oportunidad y cuando nos la dan, siempre viene un “pero” de “no creemos en vos, no creemos en ustedes…”

A ver: hay una persona que ha hecho el papel de mediador en la tregua entre las dos pandillas...
Es un ex guerrillero.

Sí.
Lo he oído mentar pero no se me viene el nombre...

Raúl Mijango. Él asegura que han llegado representantes de la pandilla 18 de Guatemala a explorar la posibilidad de replicar el proceso…
Queremos explorar la posibilidad de ver qué podemos rascar para tener un beneficio, porque te digo...

... Pero tú sí sabes de las personas que fueron a El Salvador.
Sí.

¿Son enviadas por el Barrio?
Simón.

¿Entonces lo que se ha dicho es cierto?
Si ya lo sabés vos ya lo saben todos. Simón. Pero es lo mismo que hemos dicho siempre: queremos hablar con el mismo señor del sistema penitenciario, y con Gobernación, para ver. Queremos probar. Nuestro primer punto es ver qué onda.

¿Qué tipo de beneficio esperas?
Primero, mejorar las condiciones en las que estamos aquí. El penal en el que estamos es limitado: aquí nuestra familia, ¡uf!, una vez al mes pueden venir, ¿me entendés? Una vez al mes vemos a nuestros chavalitos.

¿Pides entonces más visitas?
Visitas y para nuestros homies en la calle. Porque la renta... si nos dieran trabajo en las calles, si tuviéramos un ingreso, ¿crees que yo extorsionaría? Pero si están sin nada que hacer, ¿qué tienen? Un teléfono... ya sé cómo hacer para que me den la paga. Pero si tengo un trabajo que me beneficie... se va bajando la cantidad de rentas, de asesinatos de pilotos (choferes de autobús)... Porque hubo un tiempo en el que lastimosamente... hasta que comprendimos que el chofer no tiene nada que ver, que el que tiene que ver es el socio (de la línea de buses), porque el chofer, si se muere uno… sientan a otro en la burra (el bus) y se acabó.

¿Tú sí ves a tu pandilla y a Las Letras unidas en un pacto?
Pues por el bien de mi Barrio pues ahí estaremos. Sí. Pero todo es que haya una seguridad. Te voy a poner un ejemplo: aquí en 2005 se rompió el Sur. En 2006  tuvimos muchas pérdidas: a cada ratito aparecían los homies muertos y le echaron la culpa al narcotráfico, pero fue una limpieza social, nosotros sabemos quién nos agarró y quién nos ejecutó, por eso les preguntaba al principio si ustedes no son del DINC (División de Investigación Criminológica), porque son ellos, donde nos miran nos matan.

¿Qué sabes exactamente de lo que está pasando en El Salvador?
Pues no mucho, solo me han llegado unas cuantas palabras… pero lo que hicieron los homies, si fue en bien por el Barrio, ¡sigan adelante!

¿Lo que sabés te ha llegado por información de tu gente?
Por mi gente. O sea que no viene porque un paisa me lo dijo, sino que fueron homeboys los que me dijeron lo que estaban haciendo allá.

¿Y qué es lo que te han explicado?
Que está tuanis (bien), que está corriendo tuanis. Siempre necesitamos una oportunidad.

Algunos de tus homies en las calles nos aseguraban que el Barrio no miraba bien lo que estaban haciendo los pandilleros salvadoreños; de hecho nos dijeron que en Guatemala se les estaban cerrando las puertas a los homeboys salvadoreños producto de lo que estaba pasando en El Salvador.
Pues eso sí que no lo sabía. Hasta mis oídos no ha llegado eso.

¿Sabés que en El Salvador el Barrio 18 se partió en dos facciones?
Simón, 18-R (revolucionarios) y 18 homies, o sea sureños. El Barrio tiene que estar unido, eso no tiene que pasar entre nosotros, pero siempre hay alguien… siempre pasa por lo mismo que… nosotros estamos casi igual aquí: ¡aquí hay ratas! Los que se nos ladearon. Pero no van a ser una facción, ¡nel! Y aunque lo sean, esos vatos nunca van a estar en nada porque ellos solo estuvieron cuando el Barrio estaba de aquellas (Bien), ahorita que el Barrio está fregado, pagando todas las consecuencias, entonces no aguantaron.

Para ti, en El Salvador…
Aquí en Guatemala el pedo es diferente al de El Salvador, aquí nosotros la ganga (pandilla) la corremos diferente y ellos la corren diferente.

¿O sea que ustedes no opinaron cuando se partió el Barrio en El Salvador?
¡Nel!, allá es allá y aquí es aquí.

¿Y ustedes no tienen preferencia por una de las dos facciones?
Aquí media vez seás del Barrio 18 aquí estamos, pero por mí  eso no está bien, ¡eso no está bien!

Me llama la atención que en El Salvador los homies que están liderando a la pandilla han sido brincados en Los Ángeles y corren la clecha y el programa que aprendieron allá. Me da la impresión de que ustedes son más jóvenes aquí.
Aquí hubo muchos homies que venían de Los (Los Ángeles), porque el rollo viene de los ochenta, todos lo sabemos, que fue por la migración de acá para allá y de allá para acá, eso hasta un niño lo sabe. Pero nosotros no estábamos de acuerdo con el sur, porque ya habíamos visto a nuestros homies en El Salvador que eso ya se había quebrado; pero por seguir la clecha de LOS, la famosa clecha de Los Ángeles… allá no sé qué pedo, pero acá somos diferentes, aquí ¡a matar a los vatos!

Pero pese a eso corrieron el Sur durante un montón de tiempo en los penales.
Porque apenas comenzábamos con el Barrio. Cuando estábamos corriendo el Sur estaban un vergo de gente de Los Ángeles con nosotros y supuestamente nosotros somos de allá, de allá vienen nuestra ganga, pero ya no estando ellos, ¡ya fuck you!

Ahora lo que se dice es que en realidad fueron Las Letras las que rompieron con eso.
Simón, no lo vamos a negar, ¿para qué lo vamos a negar? Tuvieron la posibilidad, la oportunidad de acabarnos y no pudieron y aquí estamos todavía echándoles guerra a ellos.

¿Tú estabas en prisión cuando eso pasó?
Estaba en “El hoyón”, en el penal de Escuintla, fue de día, murieron varios homies. Sobreviví por el instinto de superviviencia o tal vez fue Dios el que decidió que yo viviera, porque tiraron una granada a un cuartito donde estaba, murieron homies de mi clica, yo solo esquirlazos tengo no más.

Luego de esto que hemos hablado, ¿tú te ves sentado al lado de otro pandillero de Las Letras, a una mesa?
¡Fuck you! Tal vez por una pantalla… pero de frente, no. Si no se me lanza él, me le lanzo yo.

En El Salvador sí han conseguido hacerlo.
No, no lo sabía, sabía que había sido con pantalla y con una división. Eso sí que no lo  sabía. ¿Lo hacen así como estamos aquí nosotros sentados?

Sí.
(Se cubre la cara con las manos y se inclina hasta tocar la mesa con la frente) ¡Aaaaaaay no, ya me imagino!... Yo, o sea, mi persona, no lo podría hacer. Yo les diría: no la duerman, homies, porque ustedes saben que al rato menos pensado… ¡me extraña!, porque los vatos ya nos la hicieron una vez. ¡Me extraña! (De nuevo, Lobo se refiere a la ruptura del Sur en 2005, cuando la Mara Salvatrucha atacó por sorpresa a los pandilleros del Barrio 18 recluidos en distintos penales en los que hasta ese momento habían convivido).

¿Una tregua como la de El Salvador podría ocurrir aquí sin consultarte tu opinión?
Si eso lograra pasar sería uno de los primeros, junto con otros homies, en saber eso. Eso no pasa sin que yo lo sepa. No es que yo sea jefe, nosotros no tenemos jefe, como en El Salvador, que tienen su jefe, aquí no dependemos de nadie. Si algo es por el bien del Barrio, pues ni modo, se hace, ahora, ¿yo sentarme con uno de ellos? ¡Nel!

Perdón, entendemos que sos líder de la pandilla, por lo que hablamos con tus homies en la calle.
Simón, soy líder.

Si el Barrio decidiera mandar exploradores a El Salvador para ver esta posibilidad, ¿tendrían que consultarte?
A mí… ¿cómo te explico? No me tienen que consultar especialmente a mí, sino que le tienen que consultar al Barrio en general. Si ellos están de acuerdo le ponemos y si no, pues seguimos en guerra.

¿Tú sientes que ahora mismo en el Barrio hay disposición de buscar un camino similar?
Tal vez no similar, porque yo he hablado con los homies de esto. En El Salvador cuadraron y todo lo tienen perfecto, pero vos sabés que de todo eso más de algo va a fallar, con el tiempo más de algo va a fallar.

¿A qué te refieres?
A que algo va a fallar, porque el gobierno nunca… ¡me extraña! Nunca nos va a complacer todos nuestros caprichos, entonces no tenemos que ser igual nosotros, porque igualarnos es el peor error.

Por lo que te hemos entendido a ustedes les interesa más un diálogo con el gobierno que con la otra pandilla.
Claro que para nosotros es mejor hablar con el gobierno que con la otra pandilla, porque con la otra pandilla no ganamos nada, solo sacamos mentadas de madre, pero ya con el gobierno ya se puede hablar en serio. Hemos pedido hablar con ellos pero no se ha logrado.

¿Luego de 2005 nunca ha habido un intento para coser lo que se rompió en aquella ocasión?
No, y si hubiera cómo coserlo, no lo coseríamos. Porque costura vuelta a hacer ya no queda igual.

 

NOTA RELACIONADA:

Entrevista con ministro de Gobernación guatemalteco: "Una tregua entre pandillas no sería solución en Guatemala"

Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.